WELCOME
Euphir Virietum, la ilusión que muchos creyeron, el show que prometía protección y prosperidad, el imperio que se vio como único en esos catastróficos años, ha caído en guerra. Una muy diferente a la del exterior, donde las estrategias, la inteligencia y las habilidades son factores importantes para obtener los terrenos que prometen un paso más a la victoria.

¿Estás preparado para la destrucción?
ACCESS
Conectarse

Recuperar mi contraseña

NEWS
Mantente informado con las últimas noticias de Euphir Virietum, no te pierdas nada que cada nuevo acontecimiento es una oportunidad más que se te presentará.
15
Nov
Se ha realizado una limpieza de afiliados completa. Para aquellos que crean haber detectado un error, pedimos nos avisen de forma inmediata para remediarlo.
10
Sep
¡Estamos de regreso! Luego de un largo proceso de re-estructuración, Euphir Virietum abre sus puertas una vez mas. No te pierdas ninguno de nuestros cambios. Más información...
10
Sep
No te pierdas el Primer Gran Evento de Euphir Virietum. La guerra ha llegado y está lista para explotar, ¡infórmate! Y estate preparado. Más información...
00
Mes
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed eiusmod tempor incidunt ut labore et dolore magna aliqua.
00
Mes
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed eiusmod tempor incidunt ut labore et dolore magna aliqua.
00
Mes
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed eiusmod tempor incidunt ut labore et dolore magna aliqua.
RESIDENTS
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 96 el Lun Nov 21, 2016 6:15 pm.
TOPICS
Últimos temas
» Stray Dogs {Normal} Foro Nuevo
por Invitado Sáb Ene 28, 2017 3:39 pm

» Abyss [ID]
por Abyss Vie Ene 27, 2017 4:55 pm

» → LIBRO DE FIRMAS
por Abyss Vie Ene 27, 2017 6:17 am

» Bvlgaria :: Blurred Definitions [Afiliación normal]
por Invitado Miér Ene 25, 2017 3:09 pm

» Lust Paradise [Hetero +18] - élite, cambio de botón.
por Invitado Mar Ene 24, 2017 6:51 pm

» PROJECT ARCANA — Élite [Re-Apertura]
por Invitado Miér Ene 18, 2017 1:06 pm

» Seven Deadly Sins — Élite.
por Invitado Sáb Ene 07, 2017 11:12 pm

» The long forgotten gold -ID in process-
por Ivae L. L. Gyffes Jue Ene 05, 2017 3:42 pm

» Our magic tears || Normal
por Invitado Lun Dic 26, 2016 12:31 pm

» Ficha de Dracula [Construcción]
por Dracula Dom Dic 25, 2016 5:03 am

» Taiiku Campus - Af. Élite
por Invitado Mar Dic 20, 2016 3:51 pm

» Patchwork-rpg [Directorio]
por Invitado Vie Dic 16, 2016 12:07 pm

» Deep Secret [Afiliación Élite]
por Invitado Mar Dic 06, 2016 11:42 am

STAFF
"La tierra no es más que el segundo infierno de las almas. Dante lo llamó el Purgatorio"

La Administración está para ayudarte a solo un emepé de distancia. Ante cualquier duda o problema puedes recurrir a los temas administrativos dispuestos en el foro, sin embargo, siempre puedes contar con el soporte de los Administradores.
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR
SUMMER
¡Verano!, fantástico sol, playas asombrosas, un día de descanso para disfrutar con todos tus amigos. ¡¿Y una lluvia de sangre?! Una gran ola de calor azota a Londres (Euphium) los grados están a punto de sobrepasar los 60° centígrados en el día y en la noche bajan de picada hasta -2° centígrados, la lluvia cuándo comienza jamás cesa ¿y la guerra? ¡Destruye nuestro más aclamado ambiente!

¡Recuerden! Jamás salir sin tu paraguas favorito, ¡y nunca olvides refrescarte con un delicioso helado de carne humana!
MENTIONS
Menciones especiales de aquellos usuarios que han logrado resaltar por una ficha bien redactada, una buena trama, una actividad destacable o una actitud bien vista por la administración.

¡Conócelos!
AUSTIN J HAMILTON
LENA WOJNOWSKI
ANTHONY E. STARK
Constantine Inferno
Milo Alkaios
Aleksey v. Berezutsk
Gabriēl Sant'Angelo
Lucifer Inferno
NOMBRE
NOMBRE



→ AMBIENTACIÓN

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

→ AMBIENTACIÓN

Mensaje por The FuckingKing el Sáb Ago 06, 2016 10:02 pm

La Gran Guerra

Londres, Inglaterra.
Año 3000.

“Los gritos se alzaron entre las calles, el fuego consumió todo lo que una vez conocimos. Y las bestias que creímos controlar, sonrieron sórdidas, burlándose de nuestra debacle.” —Adeline Adamson, 48 años, humana.

La Gran Guerra dio inicio en la primavera de aquel año, las calles se tiñeron de rojo, brillando la noche que la luna llena se presentó en el firmamento, roja, como una señal, el símbolo de la rebelión de razas, criaturas que no tenían siquiera una idea de lo que buscaban desesperadamente. Gritos se alzaron, aullidos de dolor y clemencia se perdieron entre los gritos de guerra, las risas morbosas que fueron acompañadas de los cuerpos deshaciéndose bajo las garras de los descontrolados. No hubo bandos, no hubo refugios ni oportunidades. Los humanos saborearon la derrota temprana a manos de despiadados enemigos que, durante años, alimentaron el odio hacia criaturas inferiores que se atrevieron, con soberbia en su mirada, a experimentar con ellos.

Nadie puede culparlos. Los humanos habían trazado su final el día que, consumidos en su orgullo y narcisismo, se creyeron capaces de jugar con vidas que no le pertenecían. Cegados por sus deseos, jugaron a ser Dios, sin pensar en las consecuencias. Porque creyeron que no habría, porque eran mayoría, porque tenían el poder. Al menos eso fue lo que la historia les hizo creer. Al final, un solo error los condenó. La soga que ellos mismos envolvieron en su cuello fue tirada por las criaturas que, postradas a sus pies, se alzaron para recuperar lo que les pertenecía.

La libertad es un estado puramente subjetivo, abstracto, al que todos creen acceder al alejarse de los líderes u opresores. Todos buscaron esa libertad, ¿de qué? Nadie podía saberlo. Pero era el deseo, ferviente deseo de buscar la libertad, la paz, la tranquilidad. Y lo único que se obtuvo fueron las puertas del infierno, puertas que se abrieron de par a par para dejar escapar las más atroces criaturas, colmando ese mar de sangre en una masacre sin precedentes. Sobrevivientes eran los más fuertes, los más aptos, aquellos que pudieron aguantar día tras día de guerra incesante. Batallas, peleas, una infinita guerra, un círculo vicioso del que nadie podría escapar.

El infierno tomó posesión de la tierra, los humanos cayeron bajo, arrastrándose como insectos ante los pies de las bestias que, haciéndose del poder, destruyeron todo lo que alguna vez conocieron. Sin escapatoria, el mundo quedó abandonado, desolado, destruyéndose a sí mismo. Corrupto, pudriéndose por dentro hasta dejar un mero cascaron a la espera de su final.

El Infierno

Euphir Virietum, antigua ciudad de Londres, Inglaterra.
Año 3660.

“Se alzaron sobre los restos, sus bases fueron los pútridos cadáveres de los sacrificios bien utilizados. Se pintó como una salvación, engaño, diciendo que era la última oportunidad. Y en realidad solo era el infierno del infierno” —Clarence Haggard, 980 años, vampiro.

Euphir Virietum surgió como un rumor, uno que pocos se atrevieron a creer. Las voces corrieron llevando aquella noticia que parecía solo un resquicio de luz entre la oscuridad. Una ciudad divina, pensaron algunos incautos. El paraíso en tierra, la salvación, el resquicio de cordura que el mundo perdía a pasos agigantados. Fue cerca del año 3400 que esta ciudad tomó forma, de forma lenta, paulatina fue que tomó poder. Sus tierras fueron nombradas por los humanos como Londres, una ciudad que se perdió en la historia, que colapsó, destruyéndose. La ciudad que fue el inicio, el brote que dio lugar a la devastación. Y ahora, con un nuevo nombre, es el inicio para la salvación.

Nadie puede estar seguro como surgió, como se levantó en medio del desastre mundial que se tambaleaba como una hoja de papel frente a una tormenta. Nadie pudo dar crédito a lo que ojos incrédulos observaban. Para muchos fue como de la noche a la mañana, con solo un parpadeo, la torre del Parlamento se alzaba imponente, como un castillo de cristal, un llamado, el faro que los guiaba hasta la salvación. Nadie nunca pensó que aquello que brillaba hasta encandilarlos no era más que el corazón del infierno.

La belleza los sedujo, la promesa de paz los arrastró hasta los pies de los líderes que, con sonrisas mordaces, aseguraron darles todo lo que pudieran necesitar. Promesas, promesas que parecían indulgentes, compasivas. Pobres e indefensos aquellos que, cegados, entregaron la libertad por la que lucharon. Aquellos que en medio de la desesperación olvidaron lo que los levantó en primer lugar. Muchos años han pasado, demasiado fue lo que la guerra destruyó y solo fue cuestión de tiempo para que todos olvidaran, dispuestos a entregar su existencia solo por un resquicio de paz. A nadie le importó, nadie preguntó o reclamó. Como ovejas obedientes dejaron que los militares, de afables sonrisas, cerraran los grilletes de oro en sus manos y como si de un collar de joyas, las cuerdas fueron atadas a sus cuellos.

Entregaron sus vidas a líderes que no mostraron sus caras, se entregaron a una ilusión bien montada, un show, el sueño al que todos se sumergieron. Si alguno lo supo, si alguno lo intuyó, no habló. Euphir Virietum se volvió una ciudad de mentiras, de promesas y shows bien montados. Sonrisas se extendieron por los rostros de quienes ignoraron la verdad en pos de sobrevivir. ¿Qué importaba? Estaban vivos, lejos de esa guerra que consumió su existencia, muy lejos de todo la devastación, en un mundo nuevo, tierras que se prometían eternas.

A nadie le importo entregar su libertad, por solo un día más.

Guerra Fría

Euphir Virietum, antigua ciudad de Londres, Inglaterra.
Año 3671.

“La paz prolongada ha dormido a las bestias, engañándolas con una eterna tranquilidad. Pero la guerra aún está aquí, entre las murallas que dicen protegernos. La guerra se percibe como el hediondo hedor de la muerte, del que nunca parece ser suficiente. La guerra evolucionó para hacernos creer que la paz existía” —Christopher Hawk, 621 años, Exorcista.

Algunos lo recuerdan con menos importancia de la que realmente merece, un mero reto de criminales, opositores que el Parlamento presento como herejes. Algunos ciudadanos recuerdan el ataque a la torre que, como muda promesa, daba inicio a un horizonte más amplio de aquella ciudad que quería extenderse hacia el exterior. Muchos creyeron, ciegamente, que solo era el inicio para que las murallas que les protegían se ampliaran. Sin embargo, y con las muertes ocasionadas, ese sueño se vio pospuesto. Lo que muchos no supieron es que información importante fue robada y, que eso solo fue el inicio.

Dijeron que fueron los terroristas, por un ataque tan sangriento y explosivo, otros susurraron que los anarquistas habían metido su mano. Algunos, tal vez demasiado fantasiosos, culparon a los humanos rebeldes que se ocultaban entre las alcantarillas. Todos y nadie tenía razón, sin embargo el Parlamento tenía en claro que la basura debía ser limpiada.

Una noche de la semana siguiente al ataque Sibenton, el segundo distrito de Euphir Virietum, fue envuelto en llamas, gritos desgarradores que nunca llegaron a las pulcras calles de Euphium. Las calles de aquel distrito desprotegido se tiñeron de la sangre de sus habitantes, los militares no tuvieron piedad, no tocaron su corazón para eliminar a familias completas, no pensaron en las consecuencias, si es que estas podrían haber llegado. Algunos pocos lograron salvarse, pocos huyendo hacia el bosque, mientras otros encontraban protección con los militares. Hombres y mujeres que seleccionaron a unos pocos útiles para lo que estaba por venir. La mañana llegó con el aviso del Parlamento sobre la liberación de las bestias salvajes que, corrompidas por la guerra, no habían sabido vivir en tranquilidad con todos ellos. Engañaron cubriendo sus actos como un intento más de proteger a quienes se cobijaron bajo sus alas, cuando en realidad solo buscaron a los causantes que, tal vez con mucha suerte, no habían estado entre los cuerpos desechados.

Sibenton se perdió, se consumió en las llamas, cayéndose a pedazos para servir de base. Una vez más los cimientos de un distrito eran los cuerpos putrefactos de los sacrificios bien utilizados. Lucinthul se convirtió en el nuevo segundo distrito de Euphir Virietum, uno que prometía ser más limpio, más silencioso y seguro. Hay tantas cosas que se prometen, y pueden ser mera apariencia. Las cosas fueron bien, la palabra de los líderes se había cumplido. Un distrito más chico que el anterior se había alzado, como una copia barata de Euphium, prometía una vida más que suficiente para las escorias que se arrastraban desde el exterior. Por sus calles aún se ven los restos de lo que fue Sibenton, con los intentos de levantarse con mayor gloria de a que una vez tuvo. Nadie puede culparlos, para el resto de la ciudad, aún se están recuperando.

Pero como si aquella noche que brilló en las llamas del infierno, las cosas solo fueron empeorando, tergiversándose hasta un punto en el que nadie alguna vez creyó. Algunos lo conocen, otros no, son rumores, susurros que no muchos están dispuestos a creer. Tal vez por temor, tal vez por ignorancia, tal vez porque saben que la información puede ponerlos en peligro. La parte de Sibenton que fue abandonada, seguramente dejando que esta fuera tomada por la guerra, fue tomada por criaturas que muchos creyeron olvidadas. Los ángeles se presentaron como los salvadores, los testigos del juicio final del mundo que estaba dando sus últimos pasos.

Las cosas se van tejiendo por si solas, los lugares se van tomando por los actores principales y la guerra que se creyó olvidada empieza a tomar lugar en la ciudad que prometió paz. Los líderes de esta ciudad empiezan a mover sus peones, las figuras que se creyeron destruidas se alzan desde los escombros y aquellos que prometieron protección divina bajan con el único motivo de destruir lo que los humanos provocaron. ¿Y los humanos? ¿Alguien los recuerda? No en vano han sobrevivido tanto, moviéndose bajo la tierra, esperando el momento para que todo esto colapse y ellos puedan recuperar el lugar que una vez perdieron. Pero son tantos los que están deseando tomar el poder, los que ansían hacerse de este mundo que solo es cuestión de tiempo para que todo estalle.

Pero esta nueva guerra solo está iniciando, los primeros conflictos se empiezan a presentar como un cruce de ideas que no presagian nada bueno. La paz empieza a terminarse, como una vela en medio de la oscuridad, consumiéndose hasta devolver a las criaturas a su verdadera realidad.

“La guerra está aquí, con todos nosotros. Siempre estuvo aquí.” —Darleen Evanson, 438 años, Oneiro.
avatar
SEXO :
Masculino
HUMOR :
Quiero un café.

LOCALIZACIÓN :
En algún lado. Supongo.

EMPLEO :
Ser una molestia.

MENSAJES :
344

FECHA DE INSCRIPCIÓN :
15/11/2014

The FuckingKing
× Administrador ×

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
affiliates
Hermanos + Elite + Directorio
Skin By Mr
Euphir Virietum y todo lo que este conlleva es creación de la administración. Toda modificación, copia o uso de datos queda totalmente prohibido. Las imágenes fueron una edición de R. "Grim" Götzenbild, su uso fuera del foro será denunciado.
Agradecemos y damos créditos a todos los artistas creadores de las imágenes originales que ahora decoran el foro. Ninguna de estas nos pertenecen.
 photo untitled45.png